miércoles, 13 de enero de 2010

PERIODO CIENTIFICO DE LA CONTABILIDAD


En los siglos XVII y XVIII con el apogeo del mercantilismo en Holanda, Francia e Inglaterra y el nacimiento de los emporios comerciales e industriales se estableció en éstos países la profesión contable, como una actividad independiente, profesional y libre. Carlos Manuel IV, rey de Piamonte, reorganiza la profesión contable, y exige que sólo el contador autorizado sea la persona indicada para ejercer esta profesión. Napoleón, en 1805, ordena que quién desee practicar la profesión contable debe someterse a un severo examen, después de haber trabajado por determinado tiempo con un profesional calificado. Los cambios más profundos en la actividad contable se dieron a partir del siglo XVIII. La Revolución Francesa, la Revolución Industrial en Inglaterra, la filosofía individualista de Hegel y Kant sentaron las bases para el resurgimiento del comercio en Europa y la tecnificación de la contabilidad.

La Revolución Industrial originó una evolución acelerada de la actividad económica que conllevó también a una necesaria evolución de la Contabilidad. La “Administración Científica” preconizada por Frederic Taylor, llevó a un desarrollo de la gestión de las empresas, cambiándose el concepto de su manejo, pues ya no era realizado directamente por el propietario, sino que este era delegado en personas distintas, se separó al propietario del manejo de la empresa y se entregó a personas expertas quienes rendirían cuentas. El concepto de propietario también cambió, pues nace las compañías de propiedad conjunta (joint-stock companies), sociedades comerciales: sociedad colectiva, sociedad de responsabilidad limitada, sociedad en comandita simple y por acciones y la sociedad anónima. En el siglo XIX, con el desarrollo de la industria en Europa, en especial en Inglaterra, y el nacimiento del liberalismo económico, predicado por Adam Smith y David Ricardo, la contabilidad inició su más espectacular transformación.


A partir de 1895, en los Estados Unidos, como consecuencia del bloqueo económico de Inglaterra, se comenzó a utilizar una serie de inventos e innovaciones tecnológicas en la industria y en la agricultura. La contabilidad paralela a ese desarrollo se institucionalizó, constituyéndose en una actividad académica en la Universidad de Pennsylvania en 1881 y de Gremio profesional a través de la American Association of Public Accountants en 1886. A principios del siglo XX empezaron a surgir en todo el mundo las asociaciones de contadores, las cuales, además de sus propias normas, establecieron una serie de convenios y plantas para el ejercicio de las actividades contables: en Suecia 1899; en Suiza, 1916 y en Japón, 1917. Por estos años, la Banca, las Bolsas de Valores, comenzaron a exigir los estados financieros certificados por contadores públicos independientes. El Instituto de Contadores Públicos de Estadios Unidos (American Institute of Certified Public Accountants AICPA) reunió agrupaciones académicas con el fin de estudiar los programas contables, surgiendo en 1934, las primeras seis reglas de los principios contables de hoy. En los años 1936, 1941, 1948 Y 1957, se publicó, verificó y adicionó, por parte de la American Accounting Association, todo lo relacionado con los principios contables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada