miércoles, 13 de enero de 2010

ESCUELAS CONTABLES

Escuelas de las Doctrinas Contables

Hasta ahora se ha mostrado el itinerario desarrollado por la contabilidad financiera desde sus iniciosprimitivos, pasando por la primera civilización humana y las civilizaciones y culturas que le siguieron,describiendo en forma breve autores y obras que contribuyeron a la evolución del registro contable,obras pletóricas de mucha práctica y poca o ninguna teoría. Es en la segunda mitad del siglo XIX cuando se inicia el despegue de la teoría contable y launiversalización de los métodos prácticos de captación de los hechos económicos, producto de lacreciente preocupación de la humanidad por la economía y sus consecuencias en la sociedad,aumentando de por sí la importancia de la contabilidad financiera. Este siglo da nacimiento a numerosasescuelas de doctrinas contables en muchos casos contradictorias, pero que contribuyeron al desarrollo de la etapa precientífica de la contabilidad.

Escuela Cincocuentista
Después de la muerte de Edmond Degranges en 1818 se establece una escuela doctrinaria francesacontraria a la "personificación de las cuentas" vigente desde la “Summa” en casi todos los tratadistascontables posteriores a esta obra. Esta doctrina fundamenta el análisis contable en la teoría"cincocuentista" de Degranges. De acuerdo con los cincocuentistas, las "cinco cuentas generales" se correspondían a otros tantos agentes en quienes el propietario de la empresa confía la administración de ésta.

Escuela Lombarda
Francesco Villa (Milán 1801-1884), publica en Pavía en 1850 su obra "Elementi di amministrazione e contabilitá", por la cual se le considera el padre de la moderna contabilidad italiana. Su obra es el punto de partida de una nueva concepción de la contabilidad, sobre bases completamente distintas a las anteriores. Considera la mecánica de la teneduría de libros un simple instrumento utilizado por la contabilidad, ciencia de contenido y ambiciones mucho más amplios, que se integra como parte fundamental en el complejo organizativo de la empresa. El libro se divide en tres partes: Conceptos económico-administrativos, De la Teneduría de libros y de sus aplicaciones más usuales, y finalmenteOrganización administrativa y revisión de cuentas. Desarrolla un estudio sistemático y profundo de la empresa desde le punto de vista de la organización, la división del trabajo, los objetivos perseguidos, y
los principios administrativos que deben orientar la manera de llevar los libros.

Escuela Toscana
Francesco Marchi (1822-1917) en su obra editada en Prato e n el año 1867 se atacaba a la doctrina de la escuela cincocuentista, que durante más de medio siglo había dominado la escena de los estudios de teoría contable en Europa. Para Marchi son cuatro las clases de personas interesadas en la vida de la empresa: el administrador, el propietario, los consignatarios y los corresponsales. Las cuentas son divididas en dos grupos: las de propietario, por un lado, y las cuentas que deben abrirse a los consignatarios y corresponsales, por el otro.

Escuela Veneciana
Fabio Besta (1845-1922) profesor de contabilidad en la Escuela Superior de Comercio de Venecia desde 1872 a 1918. Su obra "La Ragioneria", no fue editada en su totalidad hasta 1910. Su teoría de las cuentas se basa la obra de Francesco Villa. Los fundamentos de su teoría se avizoran en las contribuciones realizadas por Besta durante los cuarenta años anteriores. Por esto se afirma que la escuela veneciana pertenece al siglo XIX, aunque sus actividades se prolonguen hasta los primeros decenios del siglo XX. Besta plantea la contabilidad como la ciencia del control económico. Para Besta el patrimonio jurídico de una empresa no tiene por qué coincidir con el patrimonio económico; y la contabilidad debe ir encaminada a la medición de este último. Para evitar "personalizar" o no todas las cuentas Besta considera sólo el aspecto del "valor" de las cuentas. Toda magnitud material que pueda ser expresada en valor monetario es objeto de una cuenta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada